Consejos de descanso


El buen descanso es la base de una vida saludable, siguiendo unos pequeños y sencillos consejos para conseguirlo, hará que nos enfrentemos al nuevo día repletos de energía, de manera optimista y positiva.

A. Entorno de Descanso: Como conseguir una ambientación adecuada en su Dormitorio

  1. Decore su habitación con pocos elementos y consérvelo siempre ordenado, incorpore colores suaves que inviten a la relajación y tranqulidad.
  2. Evite en la medida de lo posible incorporar aparatos electrónicos que empeoran la calidad del descanso y pueden producir insomnio, evite también ver la televisión o utilizar el ordenador en el dormitorio.
  3. Ventilar la habitación durante unos veinte minutos durante el día y permitir que el aire circule, también es recomendable volver a ventilar 10 minutos antes de acostarse.
  4. Duerma si es posible en total oscuridad y en un ambiente fresco en torno a los 20ºC.
  5. Evite dormir con plantas y flores naturales en su dormitorio.

B. Hábitos de Descanso:

  1. Practique alguna actividad física durante el día para mejorar la calidad del sueño, pero evite la realización de ejercicios que aumente su ritmo cardiaco como mínimo 2 horas antes de acostarse, para evitar que se despeje y concilie el sueño.
  2. La cantidad de horas de sueño recomendables para un adulto es entre 7 y 9 horas, aun así cada persona tiene unas necesidades distintas según edad, constitución física, etc.., siendo más importante la calidad que la cantidad de horas.
  3. Evite acostarse después de una cena copiosa, procure ingerir alimentos de 2 a 3 horas antes de acostarse, si tiene apetito puede tomarse algo muy ligero antes del sueño.
  4. Evite beber antes de acostarse para no tener que acudir al servicio mientras descansa, se recomienda beber con frecuencia durante el día para evitar la sed durante la noche, preferiblemente bebidas que no contengan alcohol, cafeina o teina.
  5. Elija relajarse antes de acostarse con una lectura amena, evitando el ordenador y la televisión. Procure no pensar en el trabajo del día siguiente y aleje las preocupaciones para conciliar un buen sueño.
  6. Utilice ropa de cama y pijamas en tejidos de calidad que sean naturales y transpirables.

Si tiene problemas para conciliar el sueño, puede tomarse una infusión después de la cena, las más recomendables son:
  1. Pasiflora: posee un efecto analgésico que ayuda a la hora de tranquilizarnos y de relajarnos. Puede ser mezclada a partes iguales con la valeriana.
  2. Valeriana: es una de las plantas más conocidas para relajar y disfrutar de un sueño reparador, siendo la más usada en el tratamiento para el insomnio.
  3. Naranjo amargo: Es otra planta muy utilizada para los trastornos del sueño, y de ella se utilizan las flores, que contienen un aceite esencial que posee una actividad sedante, ayudando a relajar.

C. Equipo de Descanso:


BASE

Para la elección de una base sobre la que descanse el colchón puede optar entre distintas alternativas:
  1. Canapé: Consiste en una base tapizada de madera hueca en su interior, que aporta la utilidad decorativa y la funcional por su gran capacidad de almacenamiento interior. Los más recomendable por funcionalidad y capacidad son los modelos abatibles, cuya base se levanta (mediante un juego de pistones) junto al colchón, dejando al descubierto un arcón útil para guardar ropa u otros enseres. SANUS pone a su disposición 3 tipos de canapés, el canapé en madera de eucalipto, de gran elegancia y robustez, el canapé en polipiel para los hogares más exclusivos y el canapé combi compatible con somier, base tapizada o somier articulado.
  2. Somier: Consiste en un bastidor de madera, hierrro u otros materiales, sobre el que se encastran una serie de laminas, que pueden regular su firmeza para adaptarse a diferentes pesos. SANUS pone a su disposición 3 tipos de somieres, el somier de madera que aporta gran confort gracias al grosor de su estructura y sus 2 zonas reforzadas (lumbar y hombros), el somier articulado eléctrico especialmente recomendable para hospitales, residencias o personas con problemas de espalda, proporcionando la ayuda para el descanso en distintas posiciones, y el somier de hierro que aúna a la perfección sencillez y resistencia.
  3. Base tapizada: es la más sencilla de las tres opciones, se trata de un tablero tapizado, al que se acoplan 4 patas por medio de rosca o abrazaderas. Para la elección de una buena base tapizada hay que tener en cuenta que la estructura esté reforzada, que el tablero sea de gran rigidez y que el tejido del tapizado sea transpirable para evitar manchas de humedad.

COLCHÓN

La compra de un buen colchón es una decisión que puede variar en función de los gustos y hábitos de descanso de cada persona, por eso existen gran variedad alternativas que se adaptan a diferentes particularidades, nuestros consejos para una correcta selección son los siguientes:
  1. Tómese el tiempo que necesite para hacer su elección a la hora de comprar un colchón, no bastan con 2 minutos de prueba de la superficie, transmita sus preferencias y necesidades, y permita que le asesoren antes de la decisión.
  2. Además del material interior, la cobertura es muy importante a la hora de la compra, elija colchones con fundas en materiales transpirables e hipoalergénicos.
  3. La higiene es esencial a la hora del mantenimiento y la durabilidad del colchón, preferiblemente seleccione productos con bases desenfundables que le permitan mantener una correcta higiene.
  4. Seleccione un colchón compatible con su base de descanso actual o la nueva que vaya a adquirir.
  5. El colchón debe ser más blando en las zonas del cuerpo que sean más pesadas.
  6. Elija un colchón de calidad que tenga las garantías suficientes para aportarle un correcto descanso a usted y una gran vida útil al producto.
  7. Un buen colchón es aquel que presta apoyo a toda la columna cuando se está acostado boca arriba o de lado.
  8. El ancho recomendado para una cama individual es de 90 a 105 centímetros y de 150 a 200 centímetros para las dobles o de matrimonio. En ambos casos, el largo debe ser más de 10 centímetros que la altura de quien dormirá en él.

Tipos de Colchón:
  1. Látex: Se compone de un bloque de látex envuelto en una funda acolchada. La obtención de dicho bloque se consigue al espumar el líquido obtenido del árbol Heveas Brasiliensis, Generalmente, dispone de orificios que permiten la circulación del aire y que se distribuyen de manera desigual sobre la superficie para crear diferentes zonas de confort. Existen varios tipos de látex, sintéticos, mezcla y natural. Son hipoalergénicos y resistentes al polvo y suciedad.
  2. Viscoelástica: El material viscoelástico fue desarrollado por la NASA con unas propiedades completamente innovadoras y con la intención de aliviar la presión que los tejidos podían llegar a producir en el cuerpo de los astronautas durante el despegue de la nave espacial. El uso del viscoelástico en el sector del descanso está cada vez más arraigado debido a que las prestaciones que ofrece son actualmente las más recomendadas para un descanso saludable: firmeza media combinada con adaptabilidad. Existen 2 tipos de viscoelástico, el espumado o de poro abierto, que hace que la entrada y salida del aire sea más rápida, y el viscoelástico moldeado que se distingue del espumado en que la reacción química entre los distintos elementos se realiza en un molde cerrado. El resultado es un material de poro abierto pero más pequeño donde la circulación del aire es más lenta y la sensación viscoelástica es mayor.
  3. Muelles: Su núcleo consiste en una carcasa compuesta por muelles de un espesor de alrededor de dos milímetros. Estos se fijan en la parte superior e inferior a una varilla de contorno de acero. La carcasa se suele proteger mediante un manto de fibras a la que se puede añadir una plancha de espuma de poliuretano. En sus esquinas se encajan cantoneras de espuma para dotarle de mayor consistencia. Sobre ella, se colocan las tapas. La tapa está compuesta por una tela de variado material y diseño (damasco, piqué, etcétera) que se acolcha con una o varias planchas de espuma de poliuretano o látex. La firmeza del colchón dependerá de la altura de la carcasa así como del número y densidad de planchas amortiguadoras que contenga.
  4. Colchones Sanitarios: Se conocen por colchones sanitarios o antiescaras los que están formados por materiales adaptables que no ejercen presión en el cuerpo, de forma que se previene la aparición de escaras en el durmiente. Este tipo de colchones están especialmente pensados para personas cuyas necesidades de salud les obligan a permanecer largo tiempo en reposo, y por el roce que el equipo de descanso ejerce en ciertos puntos del cuerpo, puede producirse la aparición de yagas o escaras.. Este tipo de colchones normalmente se combinan con somieres articulados especiales que facilitan la movilidad del paciente en su equipo de descanso.
  5. Lana: Rellenos de este material que con el tiempo se apelmaza. No son recomendables ya que cada dos años hay que renovarlos.

ALMOHADA

La zona cervical es una de las partes más delicadas de nuestra columna vertebral, la mejor manera de prevenir molestias en esta zona es la elección de una almohada de calidad que se adapte a la curvatura del cuello contribuyendo a un buen descanso. Existen distintos tipos de almohadas que se diferencian por su composición:
  1. Bimateria: Almohada de VISCO + GEL con dos caras diferenciadas, la primera en gel con estructura firme y fresca, y la segunda en viscoelástico para un efecto más blando y mullido. Su estructura perforada la hace especialmente recomendable para personas con alto grado de sudoración por su gran transpirabilidad.
  2. Gel: Se amolda perfectamente a la curvatura natural de su cabeza y cuello, para una correcta alineación con la columna, permitiendo el relax en la zona de las cervicales. Además proporciona una excelente aireación que favorece su transpiribilidad.
  3. Viscoelástica: Las ventajas del la viscoelástica con firmeza media combinada con adaptabilidad y alta transpirabilidad, actúa aliviando dolores relacionados con la zona superior de la espalda, artritis, artrosis, hernia discal, etc.
  4. Látex: Dispone de orificios que permiten la circulación del aire y que se distribuyen de manera desigual sobre la superficie para crear diferentes zonas de confort.
  5. Cervical: Su diseño anatómico con forma cóncava y resaltes en su superficie, se adapta a la curvatura del cuello, cabeza y hombros, y está especialmente indicada para personas con problemas de cervicales.
  6. Fibra: Son las más habituales y se componen de núcleos de fibra con diferentes grados de firmeza.

logos